Someterse a una cirugía intestinal: bolsa ileoanal

Esta operación se lleva a cabo para tratar ciertos trastornos del aparato digestivo. Se extirpa todo el intestino grueso. Una vez que el paciente se ha recuperado de la cirugía, puede seguir evacuando los excrementos por el ano.

La bolsa ileoanal también se denomina "bolsa en J" debido a su forma.

Vista frontal de los intestinos donde pueden verse el colon y el recto resaltados para mostrar la sección que se extirpará.Vista frontal de los intestinos que muestra la bolsa intestinal para recolectar los residuos.

Preparativos para la cirugía

Comenzará a prepararse unas semanas antes de la cirugía. Tal vez necesite hacer lo siguiente:

  • Si fuma, busque ayuda de un proveedor de atención médica para dejar de hacerlo.

  • Informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos que toma. Estos incluyen la aspirina, los medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINE) y los anticoagulantes. Asegúrese también de mencionar si está tomando hierbas medicinales o suplementos de alimentación. Averigüe si debe dejar de tomar alguno de ellos antes de la operación.

  • Si se someterá a un estoma, un proveedor de atención médica especializado, llamado enfermero de terapia enterostomal (ET, por sus siglas en inglés), se reunirá con usted. Este enfermero lo ayudará a encontrar el mejor lugar para el estoma en la pared abdominal.

  • Siga todas las instrucciones que le den sobre los medicamentos que debe tomar y sobre el consumo de alimentos o bebidas antes de la cirugía. Estas incluyen toda instrucción sobre la preparación intestinal.

El procedimiento

  • Se extirpan el colon y el recto.

  • El ano y los músculos que lo rodean se dejan en su lugar.

  • Parte del intestino delgado se configura en forma de bolsa dentro del cuerpo. Esta bolsa reemplaza la función del recto, y almacena las heces hasta el momento de la evacuación.

  • Puede ser necesaria una ileostomía provisional hasta que el intestino se haya recuperado de la operación. Este es un procedimiento que permite el paso de los excrementos a una bolsa fuera del cuerpo.

Riesgos y posibles complicaciones

La cirugía intestinal conlleva algunos riesgos y posibles complicaciones. Puede analizarlos con su proveedor de atención médica. Pueden incluir lo siguiente:

  • Infección

  • Lesión a los órganos cercanos

  • Bolsa de anastomosis defectuosa con pérdidas

  • Formación de coágulos de sangre

  • Riesgos de la anestesia

  • Inflamación o mal funcionamiento de la bolsa

La diarrea es muy frecuente después de la cirugía. Durante semanas a meses, el intestino vuelve casi a la normalidad. Pero la mayoría de las personas terminan teniendo evacuaciones más frecuentes y heces más blandas que antes. A veces, la evacuación se produce durante la noche. Si el proveedor de atención médica considera que la bolsa puede tener un problema, puede insertar un tubo flexible (un endoscopio) dentro de esta para detectar la falla.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.